Veneración

Author: Suad Nafir / Etiquetas:

La piedra angular de la Casa de Isis es el culto y el crecimiento espiritual.

El culto es una de las formas más importantes en que podemos relacionarnos con Ella. Por desgracia, esta palabra ha adquirido un sonido hueco, y lo que es peor, una sensación hueca para muchas personas. Tal vez la relacionan con el mero llevar a cabo acciones de culto, como asistir a la iglesia; otras relacionen la palabra culto con inclinarse ante un dios distante y frío. Sienten que este tipo de postración no respeta las posibilidades sagradas de la humanidad y de la naturaleza.
Y con toda razón, ya que esto no es un verdadero culto.

El verdadero culto tiene que ver con la reverencia y aprecio de lo Divino, de aquello que es sagrado en otros y en nosotros mismos, y de lo sagrado del mundo manifiesto. El culto es una forma significativa de expresar nuestros sentimientos y nuestro yo interno ante la Divinidad. Es una forma de hablar de lo que consideramos sagrado. El culto requiere nuestra participación no sólo con acciones corporales, sino por la concentración de nuestra mente, la apertura de nuestro corazón y la buena disposición de nuestro espíritu.

Cuando le hablamos a Isis, cuando le cantamos, la escuchamos, le expresamos nuestra gratitud y nos comunicamos con Ella conscientemente y con la intención de expandir nuestra alma y nuestro espíritu, es cuando en realidad rendimos culto.

Cuando sentimos los latidos de su corazón y sabemos que Ella siente los nuestros, estamos participando en el culto. A medida que la conozcamos mediante nuestros actos de devoción, llegaremos a amarla y a comprender que Ella siempre nos ha amado.

Y el amor es la esencia del culto.

1 comentarios:

Lucero dijo...

QUE BONITAS Y SENTIDAS TUS PALABRAS! LLEGAN AL CORAZON..

MABEL