Pilak

Author: Suad Nafir / Etiquetas: ,

El Templo de Pilak en egipcio antiguo, más conocido como Philae dedicado a la diosa Isis, es uno de los más famosos de Egipto.
Originalmente estaba situado en la isla del mismo nombre, una de las numerosas islitas de la primera catarata del Nilo, a la altura de la ciudad de Asuán.

Entre 1972 y 1980 el templo de Pilak fue desmontado, dado que con la construcción de la gran presa de Asuán, iba a permanecer sumergido. El templo fue reconstruido nuevamente en la isla de Agilkia, distante unos 500 metros del emplazamiento original.


El templo de Pilak no presenta una estructura simétrica, probablemente debido a las condiciones topográficas de la isla donde se erigió y a las numerosas fases constructivas, pues fue erigido durante la dinastía XXX, la época ptolemaica y la época romana.

El conjunto templario está compuesto por varias edificaciones:




El vestíbulo de Nectanebo I (380-362 a.C.): la edificación más antigua conservada, si bien es cierto que en los cimientos de la misma aparecieron sillares pertenecientes al reinado de Taharqa. Es un pequeño pórtico de donde partía una vía que conducía al templo. Al norte del quiosco construyó una puerta del templo que fue integrada de forma parcial en el primer pilón del templo de Isis. Desde este momento se fueron añadiendo templos hasta época romana.



Las columnatas del este y del oeste fueron levantadas y decoradas en época de Augusto y Tiberio, estando inspiradas en los espacios abiertos del mundo clásico,: un espacio abierto cerrado por los lados con galerías. Integrado en el pórtico del este se encuentra el templo dedicado a Imhotep funcionario de Zoser, divinizado en época tardía.

Primer pilono que tenía delante dos modestos obeliscos de Ptolomeo VIII Evergetes II.



El mammisi o casa del nacimiento, cuya construcción inició Ptolomeo VIII Evergetes II y no se acabó hasta tiempos de Tiberio.



El segundo pilono decorado con relieves de Ptolomeo XII Neos Dionysos.



El templo de Isis, cuyas escenas decorativas más antiguas pertenecen al reinado de Ptolomeo II Filadelfo, siendo terminada la decoración exterior en los reinados de Augusto y Tiberio.



El templo de Harendotes, al norte del templo de Isis, que es de época de Claudio.

El templo de Hathor, al este del templo de Isis, está dedicado a Hathor por Ptolomeo VI Filómetor, Ptolomeo VIII y Evergetes II.

El pabellón de Trajano, en la zona más oriental de la isla, es un pórtico de catorce columnas con capiteles vegetales, sobre los cuales se debían haber tallado capiteles hathóricos.



A parte de ser dedicado básicamente al culto de la diosa Isis, diosa de la magia y diosa universal, símbolo de la vida, protección y fertilidad, el templo era en la antigüedad, santuario del dios Khnom, el dios creador alfarero y dios de las cataratas y las fuentes del nilo.

También la zona era la morada de Hapis, el dios De El Nilo, dios hermafrodita, de entre sus manos fluían sus aguas y en sus palmas traería el bienestar o las desgracias.

Desde el punto de vista espiritual en este templo se hallaban las sacerdotisas de Isis y Nefthys transmitiendo información y entrenamiento sobre las percepciones físicas, emociones y deseos carnales del cuerpo, intuición e inspiración, transmutación de las pasiones y sensaciones del cuerpo con el poder del espíritu, elevación de la conciencia y la energía vital. También la forma de solicitar y canalizar la energía de espíritus en planos más evolucionados para despertar la creatividad y la inspiración.

En este lugar los sacerdotes egipcios permanecieron hasta el año 535, hasta el reinado del emperador bizantino Justiniano. En ese año los últimos sacerdotes egipcios, que no eran sino las últimas personas capaces de leer los jeroglíficos, fueron asesinados por un grupo de cristianos radicales. De esta manera se cerró, precisamente en Filae, la última página de la cultura antigua egipcia, que desde hacía siglos ya sólo sobrevivía a duras penas gracias a la labor de unos pocos sacerdotes.


Templo de Isis en la gran Pirámide

El templo de Isis fue estudiado por Auguste Mariette en el XIX. Se encuentra en la cara este de la Gran Pirámide y apenas se conservan unos pocos bloques del monumento.



En la sala 42 del Museo de El Cairo apenas a un par de metros de la famosa estatua de diorita de Kefrén se encuentra la Estela del Inventario. Se trata de una pieza de caliza blanca de unos 65 centímetros de altura y 40 de ancho. Posiblemente pertenezca a la dinastía XXVI aunque hace alusión a las reparaciones que se hicieron en un edificio sagrado de la meseta de Gizeh por orden de Keops en la IV dinastía.

Esta estela fue descubierta por Auguste Mariette durante las excavaciones que llevó a cabo entre septiembre de 1853 hasta 1858 en el pequeño templo de Isis, al este de la Gran Pirámide y construido por Psamético.

El texto reza como sigue:

Él lo construyó para su madre Isis, Madre Divina; Hathor, Señora de (Nun). La investigación fue colocada en la estela. Él dio una vez más para ella una ofrenda, y construyó su templo de piedra otra vez. Él descubrió (las estatuas de) estas diosas en su lugar.
El distrito de la Esfinge de Harmakis se encuentra al sur de la casa de Isis, Señora de la Pirámide; al norte de Osiris, Señor de Rostau. Las escrituras de Harmakis, fueron traídas para estudiarlas. (¿?) Permite que crezca, haz que viva eternamente, hacia el este. Qué viva Horus: Medjer, Rey del Alto y del Bajo Egipto: Keops, que posee la vida. Él encontró la casa de Isis, Señora de la Pirámide, detrás de la Casa de la Esfinge de [Harmakis] en el noroeste de la casa de Osiris, Señor de Rostau. Él construyó su pirámide detrás del templo de esta diosa, y construyó una pirámide para la hija del rey Henutsen detrás del templo.

Si seguimos el texto de esta estela, los sacerdotes del templo de Isis nos dan a entender que cuando Keops reinó en Egipto ya estaba construida la Esfinge y también una pirámide. Con ello se contradicen de forma categórica todos los planteamientos de la historia tradicional. (Información proporcionada por Nacho Ares.)



Un lugar que reflejará en la inmortalidad
el poder del eterno femenino,
generando su luz hacia la humanidad
por milenios.

1 comentarios:

Lucero dijo...

QUIERO FELICITARTE POR EL BLOG, ES MUY HERMOSO Y EN VERDAD, ME SIENTO TRANSPORTADA A ESA EPOCA DE CONOCIMIENTO..ME ENORGULLECE QUE ALGUIEN PUDO HABER ECHO ALGO TAN ESPECIAL..DEDICADO A LA GRAN DIOSA ISIS. TE REPITO ES HERMOSO EL BLOG.


LUCERO